8 trucos para evitar pérdidas con tu copa menstrual

Si recientemente cambiaste a una copa menstrual, ya estás en camino a un período más sustentable, ¡felicidades! 

Pero tener fugas con la copa menstrual nunca es divertido.

Hay una variedad de razones diferentes por las que pueden ocurrir fugas. Por eso, en Asana queremos ayudarte a evitar la frustración de la mayoría de las pérdidas con algunos consejos útiles.

8 trucos para evitar pérdidas con tu copa menstrual

De lo que podés estar segura es que la copa bien abierta a la altura correcta no pierde 🙌  (Tenés dudas? Leé alguna de más de 800 experiencias de usuarias acá)

Suena complicado, pero es más simple de lo que parece.

A continuación se encuentran las razones más comunes por las que tu copa podría estar perdiendo y cómo solucionarlas.

 

Comprar copa menstrual

 

Razones por las que tu copa menstrual pierde

1. Hay un pliegue en la copa o no se abrió correctamente

La razón número uno por la que tu copa podría estar goteando es porque no se desplegó por completo.

Cuando se inserta la copa, ésta debe abrirse para que selle y genere un efecto de vacío con las paredes de la vagina. Si la copa no se expande por completo, se formará un pliegue que provocará la fuga.

Para verificar esto, podés palpar alrededor de la copa con el dedo para ver si hay pliegues. 

Un truco útil para asegurarte de que tu copa menstrual esté en el lugar correcto y completamente abierta es rotar suavemente la copa una vez que la hayas insertado en tu vagina. 

Al mover la copa ligeramente de izquierda a derecha, podrías lograr hacer que la copa se abra. Alternativamente, podés intentar empujar suavemente un lado de la copa con el dedo índice.

Si necesitás ayuda para este paso, no te pierdas nuestra guía para plegar y colocar la copa menstrual.

Si esto no funciona, simplemente retirá la copa e inténtalo de nuevo. 

 IMPORTANTE: Si probaste varias veces, puede que la zona se ponga sensible. Si esto te llega a suceder, te recomendamos frenar el proceso, y continuar probando otro día.

 

2. Los agujeros alrededor del borde de la copa menstrual están obstruidos

La razón #2 por la que tu copa podría estar goteando es porque los agujeros alrededor del borde están obstruidos. 

Los agujeros están ahí por una razón: cuando la copa se llena de sangre, la presión del aire dentro de la copa aumenta y se libera a través de los agujeros.

Para evitar este tipo de derrames, intentá vaciar la copa con más frecuencia durante los primeros días de tu período o cada vez que tu flujo sea más abundante.

También asegurate de que los orificios estén limpios antes de ponerte la copita.

Podés limpiar los orificios de tu copa menstrual con un alfiler o un palillo de dientes.

También podés llenar la copa con agua hasta el borde, colocar la mano en el borde y presionar la copa; ¡el agua saldrá como un chorrito por los orificios y los limpiará!

3. Desbordamiento por flujo abundante

Es posible que tu copa esté goteando porque se está desbordando. El flujo de cada persona es diferente. 

Si encontrás que tu flujo es muy abundante durante los primeros días, podés vaciar tu copa con más frecuencia hasta que sientas que comenzó a disminuir.

¡Te recomendamos verificar cada 3 o 4 horas si este es el caso para que no tenga fugas inesperadas!

Al menos los primeros ciclos hasta que conozcas el tiempo ideal de vaciado para tu flujo.

4. Te colocaste la copa demasiado abajo

La colocación de la copa en la vagina es otra culpable común de fugas.

La copa se coloca más abajo que los tampones, pero es posible que tu copa esté demasiado baja en tu canal vaginal, lo que está afectando su capacidad de almacenamiento adecuada. 

Muchas veces sucede esto por ‘miedo’ a que la copa muy adentro se ‘pierda’ o duela. Esto es súper normal. 

Recordá que la copa está a la altura correcta en aquel punto donde no se siente.

O simplemente tu copa está demasiado al fondo y no alineada con tu cérvix. De esta manera la sangre cae por fuera de la copa, por más que esté abierta.

Te colocaste la copa demasiado abajo

Para colocarla un poco más alta, intentá insertarla mientras te inclinás hacia adelante. Pensá insertarla de modo que apunte hacia adelante en lugar de hacia arriba.

A veces se necesita un poco de prueba y error para encontrar la manera de insertarla que funcione mejor para tu cuerpo, así que tené paciencia con vos misma si no te queda perfecta al primer intento.

5. Copa a la altura correcta pero torcida

En este caso, la sangre no cae tipo goteo, sino que se derrama por las paredes. Es por esto que si la copa está torcida, la sangre de uno de los lados va a caer por fuera.

Copa a la altura correcta pero torcida

5. Se desacomoda al ir al baño

Caca 💩. Es el tema favorito de todos los niños de 5 años y también es una de las razones por las que podrías tener fugas.

Cuando hacés lo segundo, tus músculos ejercen presión sobre tu copa, lo que da la sensación de que se va a salir. Debido a la succión a tus paredes vaginales, no lo hará. 

Sin embargo, si tu copa está llena cuando estos músculos se contraen, podrías experimentar lo que se llama una falsa fuga, que causa un desbordamiento debido a la presión de tu evacuación intestinal.

6. Tus músculos del suelo pélvico son fuertes

Es posible que los músculos de tu suelo pélvico sean súper fuertes y que, debido a su fortaleza, estén comprimiendo las paredes de tu copa (como lo haces cuando te la quitas) para que se arrugue y luego comience a gotear.

Si este es el caso, ármate con algo de respaldo, como ropa interior especial para la menstruación.

7. Tu copa menstrual puede ser del tamaño incorrecto

Por último, pero no menos importante, es posible que tu copa no sea la adecuada.

Si notás que tu copa tiene fugas por todos lados y descubrís que tenés que introducir tus dedos demasiado adentro para quitártela, es posible que debas cambiar a un tamaño más grande. 

O si encontrás, por el contrario, que un tamaño grande no se abre completamente dentro tuyo, sin importar el pliegue que hagas, es posible que tengas que pasar a una copa menstrual más chica.

¿Estás usando el tamaño correcto de copa menstrual? Descubrilo con nuestro test para averiguar tu talle de copa menstrual ideal. 

Totalmente grátis, y te llevará solo 3 minutos :)

8. ¿Estás usando DIU?

Si los hilos de su DIU se asientan en el borde de tu copa menstrual, podrían evitar que se forme la succión que necesita la copa para funcionar correctamente, lo que puede causar que tengas pérdidas.

Si usás DIU con tu copa menstrual, podés consultar con un ginecólogo para que acorte los hilos para que puedan colgarse directamente de tu copa menstrual. Esto permitirá que se forme la succión que necesita y creará un sello hermético, lo que significa que no tendrá fugas.

¿Cómo sé si mi copa menstrual está abierta?

Un consejo útil para la colocación exitosa de la copa menstrual es pasar el dedo por el borde de la copa y ver si podés sentir un pliegue. 

Si podés sentir un pliegue, esto será lo que impide que la copa se abra por completo y que no genere el vacío que necesita. Para solucionar esto, intenta doblar tu copa de una manera diferente, consulta nuestra guía de doblado de copas menstruales para obtener más consejos sobre cómo doblar tu copa.

¿Cómo romper la succión de una copa menstrual?

Para romper la succión de tu copa menstrual y comprobar si es necesario vaciarla, el secreto está en pellizcarla.

A diferencia de un tampón, en el que tirarías del hilo para quitártelo, con una copa menstrual simplemente apretás la base de la copa para romper el sello. 

Luego podés quitarte la copa y vaciar su contenido en el inodoro.

Comprar copa menstrual

Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados