Instrucciones de uso


Tu primer paso hacia una menstruación saludable y ecológica

Aprender a usar tu copa es fácil, pero tené en cuenta que puede llevarte 2 o 3 ciclos acostumbrarte. Pasada esta adaptación, vas a entender porqué más del 95% de las que la prueban, no vuelven a los métodos descartables.

copa menstrual paso 1
copa menstrual paso 2
copa menstrual paso 2
copa menstrual paso 4
copa menstrual paso 5
copa menstrual paso 6

Consejos y Sugerencias


Datos útiles
  • Podés usar la copa para dormir
  • Podes ir al baño con la copa puesta
  • Evitá que la copa rebalse cuando la usás
  • En la fase inicial, te aconsejamos que vacíes la copa con mayor frecuencia para conocer tu flujo
  • Si te cuesta que el pligue se expanda completamente al colocarla, probá rotando levemente la copa y moverla hacia los costados. El pligue tipo "C" (ver paso 2) es el ideal en este caso.
Limpieza
  • Manipular siempre la copa con las manos limpias
  • Mantené tu copa siempre limpia
  • Asegurate de que los agujeros de succión se encuentren limpios y libres
  • Para evitar manchas, enjuagá la copa con agua fría antes de sumergirla en agua hirviendo
  • Cuando no la uses, guardá tu copa en la bolsa Asana o cualquier otra bolsa respirable
Advertencias
Es necesario vaciar tu copa al menos cada 12 horas
Si sentís dolores o presión durante el uso de la copa, removela y consultá a tu médico
Debes removerte la copa antes de tener sexo
Asana no es un método anticonceptivo
Asana no te protege de enfermedades de transmisión sexual
Si ves que tu copa está dañada, reemplazala inmediatamente
No usar Asana durante hermorragia prenatal o post-parto
Si tuviste algún problema ginecológico, consultá a tu médico antes de usar la copa