Copa Menstrual: Cómo se usa (guía con imágenes)

¿Qué es la copa menstrual?

Una copa menstrual es un dispositivo de higiene menstrual que se inserta en la vagina durante la menstruación. Su finalidad es recoger el fluido menstrual. 

Las copas menstruales generalmente están hechas de silicona flexible de grado médico, látex o un isómero termoplástico. Tienen forma de campana con un tallo o un anillo para retirarlas.

Las copas pueden contener más sangre que otros métodos, lo que lleva a muchas personas a usarlas como una alternativa ecológica a las toallitas o tampones. Y dependiendo de tu flujo, puedes usar una copa por hasta 12 horas.

Seguí leyendo para aprender más sobre las copitas menstruales, cómo insertarlas, quitarlas y limpiarlas.

¿Cómo funciona una copa menstrual?

Una copa menstrual es una copa flexible que está diseñada para usarse dentro de la vagina durante tu período para recolectar sangre. La copa no absorbe tu flujo menstrual como lo hacen los tampones o las toallas sanitarias. 

La mayoría de las copas menstruales están hechas de silicona, TPE (plástico), o caucho. Si sos sensible al látex, podés elegir copas de silicona hipoalergénica de grado médico (como la AsanaCup) para evitar cualquier problema o alergia.

Podés usar la copa por hasta 12 horas seguidas, aunque es posible que debas cambiarla más seguido en aquellos días donde tu flujo es más abundante.


Si estás buscando comprar una copa menstrual, te invitamos a descubrir la AsanaCup.

Tu compra incluye:

✅  Copa menstrual Asana.

✅  Esterilizador.

✅  Bolsita respirable para guardar tu copa

✅  Eco-stickers ilustradas

 

Comprar copita menstrual con vaso esterilizador

 

Además, la copa viene en 3 talles para que elijas la que mejor se adapte a tu cuerpo:

📐 Talle Estándar → Si NO tuviste parto natural

📐 Talle Large → Si tuviste parto natural

📐 Talle Mini → Ideal para adolescentes


¿Qué saber antes de ponerte la copa menstrual?

Cuando se usa una copa menstrual por primera vez, podría llegar a sentirse algo extraño. 

Si bien en algunos casos puede llevar entre 1 y 2 ciclos acostumbrarse, la idea es que una copa bien colocada, no debería sentirse ni molestar en lo absoluto

Antes de colocar la copa, mojá el borde con agua o con un lubricante a base de agua. Esto ayudará a que puedas manipular la copa mejor las primeras veces. hasta encontrarle la posición correcta.

Una vez que le agarrás la mano, ¡se vuelve muy cómoda!

La mayoría de las mujeres que prueban la copa menstrual, no vuelven a los métodos tradicionales. Más que nada por la comodidad y libertad que da.

El secreto está en probarla y ver cómo te sentís. Sin miedo ni presión y recordando que es un camino de autoconocimiento con vos misma.

¿Cómo ponerse la copa menstrual?

Aprendé cómo poner la copita menstrual, y empezá a disfrutar de una menstruación más natural, sin pérdidas ni molestias.

Los pasos para ponerse la copita menstrual son:

  1. Herví la copa menstrual.
  2. Plegala como más te guste.
  3. Colocala en tu vagina.
  4. Verificá que esté sellada.
  5. Luego de su uso, retirarla.
  6. Vaciar, enjuagar y reutilizar

A continuación, te contamos paso a paso cómo colocar la copita menstrual.

 

1. Hervi la copa menstrual

Herví la copa antes de usarla por primera vez y al finalizar cada periodo. 

Para hacerlo, coloca la copa menstrual en el vasito incluido en tu compra de AsanaCup o en cualquier recipiente resistente al calor. 

Luego, herví agua y llená el recipiente cubriendo bien la copa, dejándola reposar 5 minutos en el agua hirviendo. 

Por último, retirá la copa del agua y dejala enfriar.

Hervir la copa menstrual

Entre todos los métodos para hervir la copa menstrual, otro muy utilizado es el del microondas.

Para este método, cubrí la copa con agua en el vasito esterilizador e introducilo sin tapa en el microondas por 3 minutos o hasta que el agua llegue a ebullición. 

Finalmente, dejá el vasito esterilizador reposar con la copita en el agua por 5 minutos.

2. Plegala como más te guste

Con las manos bien limpias, doblá la copa de la forma que mejor te resulte.

Hay distintas maneras de plegar la copa menstrual, aunque las más utilizados son:

  • Pliegue tipo “C”.
  • Pliegue tipo “7”.
  • Pliegue “punch down” o “punta de flecha”

Probá los diferentes pliegues hasta descubrir cuál te resulta más cómodo.

Plega o doblá tu copa menstrual

3. Colocala en tu vagina

Elegí una postura cómoda para realizar este paso. Algunas opciones son:

  • De pie, con una pierna apoyada en el inodoro.
  • En cuclillas.
  • Sentada en el inodoro con una pierna en la tapa.
  • En la ducha, con una pierna levantada o en cuclillas.
T

Respirá y relajá tus músculos. Sostené firmemente la copa doblada con el borde hacia arriba y guiala siguiendo la dirección de tu canal vaginal (hacia atrás y hacia arriba), tal como lo harías con un tampón.

Con la mano libre, podés ayudarte separando los labios.

Recordá mantener la copa doblada hasta que esté completamente dentro de tu vagina. La copita debe quedar unos centímetros por debajo del cuello uterino. Y siempre recordá: para saber si está a la altura correcta, la copa no la deberías sentir. 

Soltá el pliegue suavemente para que la copa se abra y selle por completo.

4. Verificá que haya quedado sellada

Una vez que sueltes la copa, ésta se abrirá y sellará tus paredes vaginales. 

Para que la copa recoja tu sangre sin pérdidas, es importante que haya sellado bien y que no hayan quedado pliegues. 

Verificá pasando tu dedo índice alrededor de la copa. Si detectás que tu copa menstrual pierde, rotala suavemente desde la base haciendo fuerza al mismo tiempo con tus músculos pélvicos (como cuando vas al baño).

Si todo sale bien, podrás moverte, saltar, sentarte, pararte, dormir y realizar otras actividades cotidianas sin que la copa se caiga o tenga pérdidas. 

Si tenés problemas para colocar la copa podés escribirnos al consultorio, por nuestro canal de WhatsApp o consultar a tu ginecólogo o ginecóloga.

Finalmente, probá de tirar la copa hacia afuera suavemente: si no cede, quiere decir que selló de forma correcta.

5. Luego de su uso, retirala

Antes que nada, recordá siempre lavarte las manos con agua y jabón.

Luego, colocando dos dedos dentro de tu vagina, ubicá la base de la copa.

Si no alcanzás a tocar la base, podés ayudar empujando la copa con tus músculos pélvicos para que baje y así puedas alcanzarla.

Retirar la copa menstrual

Pellizcá la base de la copa para anular la succión de sellado. Atención: nunca tires del palito de la copa: esto puede provocar un “efecto sopapa” que no es bueno ya que puede lastimarte.

Retirá la copa moviéndola de lado a lado suavemente y hacia afuera. Mantenela vertical para evitar derrames.

6. Vaciar, enjuagar y reutilizar

Durante tu periodo, y siempre con las manos limpias, vaciá la copa y enjuagala con agua para volvértela a colocar. 

En este caso, no es necesario que la hiervas cada vez que la vacíes.

Vaciar y limpiar la copa menstrual

Cuando tu periodo finalice, herví la copa y guardala en la bolsita Asana incluida en tu compra.

Para evitar olores o deterioro, recordá NUNCA guardarla en lugares cerrados ni en contenedores con tapa.

El video a continuación resume los pasos a seguir:

¿Hasta dónde tiene que entrar la copa menstrual?

La copa no va tan arriba como un tampón. Tiene que ir a una altura intermedia. Si la colocás demasiado arriba podría no quedar alineada con el cérvix y de este modo generar pérdidas.

La posición ideal es que no esté ni muy arriba pero tampoco muy abajo. Esto se logra simplemente probando distintas alturas hasta que encuentres la ideal. Vas a ver que una vez que encuentres esa altura, la próxima vez te saldrá natural saber bien hasta dónde colocarla. 

Obviamente la altura va a variar de persona a persona ya que la posición del cérvix varía en cada caso particular. 

Aquellas personas con cérvix bajo deben cortar el cabito de la copa o darla vuelta, quedando el cabito hacia adentro. El mismo nunca debe sobresalir, ya que puede llegar a molestar.

Ahora te estarás preguntando… ¿Cómo sé que no está demasiado abajo?

La clave es no sentir la copa menstrual. Recordá que sólo el primer 30% de tu canal vaginal tiene sensibilidad. Si la sentís, es porque todavía le falta subir un poco más ya que todavía está en este primer tramo.

A veces lograr usar correctamente la copa y habituarse lleva tiempo. Pero en menos tiempo de lo que crees, te volverás experta en el uso de la copa menstrual.

Ventajas de usar una copa menstrual

Te compartimos algunas ventajas de usar una copa menstrual.

Es barata y ecológica

Algunas copas están diseñadas para uso a largo plazo, incluso años, lo que te garantiza un ahorro de costos significativo en comparación con los tampones y las toallas sanitarias descartables. 

Una copa de alta calidad como la de Asana permite reutilizar la misma copa por entre 5 y 10 años, con los cuidados adecuados.

Además, dado que podés reutilizarla, generás cero residuos.


¿Sabías que con la copa menstrual Asana ayudás a reducir las más de 35.000 toneladas de residuos generadas cada año por descartables menstruales?


No genera olores

Con la copa menstrual, no vas a tener que preocuparte por que tu menstruación genere olores desagradables, ya que la sangre no entra en contacto con el oxígeno como ocurre con las toallas higiénicas.

Menos gasto, más ahorro 

Ahorrá muchísimas visitas a la farmacia o supermercado, y por supuesto todo el dinero que ello implica.Incluso si reemplazaras tu copa una vez al año, aún así harás 11 viajes menos al super que si usaras métodos descartables como las toallitas o tampones.

Más tiempo entre cambios

Mientras que un tampón dura entre 4 a 8 horas entre cambio y cambio,  la copa tiene capacidad de entre 3 a 7 tampones, lo que te permite tenerla hasta 12 horas seguidas antes de tener que vaciarla.

¿Los ginecólogos recomiendan la copa menstrual?

Absolutamente. Como una opción reutilizable, sustentable, saludable y conveniente al servicio de la menstruación, los ginecólogos recomiendan las copas para cualquier persona menstruante que se sienta cómoda usando un método intravaginal. 

Una copa menstrual no necesita cambiarse tanto como una toallita o un tampón, lo que ayuda a minimizar su impacto en el medio ambiente. Las copas tampoco tienen el riesgo de síndrome de shock tóxico que pueden tener los tampones.

¿A partir de qué edad puedo usar la copa menstrual?

Si ya menstruas, definitivamente tenés la edad suficiente para usar una copita menstrual. 

No hace falta que ya hayas tenido tu primera relación con penetración vaginal. Incluso personas vírgenes pueden utilizar la copa menstrual sin problemas.

Como todas las personas, es posible que aún estés conociendo tu cuerpo, por lo que seguramente necesites algo de práctica en el uso de la copa menstrual. Cuando la uses por primera vez, tomate el tiempo suficiente para probarla en un lugar donde te sientas cómoda.

Además, cuando estás en tu período, la sangre menstrual puede actuar como un lubricante, facilitando incluso más la colocación.

¿Cómo saber qué talle de copa menstrual usar?

En Asana, diseñamos un test para saber qué talla de copa menstrual es la adecuada para vos.

Para determinar el tamaño de copa menstrual adecuado, debés tener en cuenta aspectos tales como:

  • Si tuviste partos
  • Si ya usaste copa menstrual
  • Cuánto mide tu cérvix
  • Si hacés algún deporte
  • Si tenés un flujo abundante o no
  • La capacidad de la copa.
  • La fuerza de los músculos del suelo pélvico

De todas formas, a nivel general, recomendamos usar talle Large a aquellas que ya tuvieron parto natural, y Standard si no tuvieron parto natural o tuvieron cesárea. Para aquellas menores de 15 años, sugerimos que prueben el talle Mini.

Consejos al utilizar copa menstrual

  • Es necesario vaciar tu copa al menos cada 12 horas.
  • Si sentís dolores o presión durante el uso de la copa, removela y consultá a tu médico.
  • Debes removerte la copa antes de tener relaciones sexuales.
  • La copa menstrual no es un método anticonceptivo.
  • La copa menstrual no te protege de enfermedades de transmisión sexual.
  • Si ves que tu copa está dañada, reemplazala inmediatamente.
  • No usar la copa menstrual durante hemorragia prenatal o post-parto.
  • Si tuviste algún problema ginecológico, consultá a tu médico antes de usar la copa.

¿Cuándo quitarse la copa menstrual?

Podés usar una copa menstrual de 6 a 12 horas, dependiendo de si tienes un flujo abundante o no. Esto significa que podés usar una taza para protección durante la noche.

Siempre debés quitarte la copa menstrual antes de las 12 horas. Si se llena antes de esa hora, tendrás que vaciarla antes de lo previsto para evitar fugas.

¿Cómo sacar la copa menstrual?

Para sacarte la copa menstrual, seguí estos pasos:

  1. Lavate bien las manos.
  2. Colocá tu dedo índice y pulgar en tu vagina.
  3. Tira suavemente del tallo de la copa hasta que llegues a la base.
  4. Pelliscá la base para liberar el sello.
  5. Tirá hacia abajo para quitar la copa.
  6. Una vez que esté afuera, vaciá la taza en el lavabo o el inodoro.

Cuidado posterior de la copa

Para mantener limpias las copas menstruales reutilizables, éstas deben enjuagarse antes de reinsertarse en la vagina. Recordá vaciarla al menos 2 veces al día. Son duraderas y pueden durar entre 5 a 10 años con el cuidado adecuado.

Puede suceder también que, con el paso del tiempo, tu copa tome color amarillento. 

En este caso, siempre es bueno dejarla en remojo en una solución de agua con vinagre durante toda la noche, para una limpieza profunda.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados