¿Uñas largas y copa menstrual? Las Claves para no lastimarte

Desde Asana, te decimos que la copa es totalmente compatible con uñas largas. Siguiendo los consejos que te dejamos a continuación, vas a poder disfrutar de tu copa menstrual y ser experta manipulándola con esas uñas que tanto cuidas.

Tendrás solamente que tener ciertos cuidados y ser un poco más suave para no rasparte ni lastimarte durante el proceso de inserción. Pero, como todo, es cuestión de práctica.

Copa menstrual uñas largas

Antes que nada, la higiene

Primer punto a resaltar es que las uñas a veces pueden dificultar a la hora de una limpieza previo a manipular tu copita. En este caso, por razones de salud e higiene, aseguráte que al momento de lavarte las manos, cepillarte debajo de las uñas para asegurarte que no queden agentes extraños ni suciedad de cualquier indole. Asi vas a evitar posibles bacteria dentro de tu vagina, lo que pueden causar infecciones, irritación o malestar.

Como diría Luis Fonsi, DES-PA-CITO

Una inserción lenta y firme será lo ideal, especialmente al inicio y durante tu adaptación a la copa menstrual. La clave es no pellizcar la copa con las yemas de los dedos, sino que utilizar las uñas como si fueran “pinzas”.

¿Se puede dañar la copa?

En cuanto a dañar la copa, no hay riesgos ya que la silicona (al menos la que utilizamos en Asana) es lo suficientemente resistente y difícilmente hagas tanta fuerza como para dañarla.

Huy! No logro hacerlo sin rasparme o lastimarme!

Te damos un truco: podés usar un guante de látex. Los mismos disminuyen el roce de la uña contra las paredes de la vagina. Vas a ver que la diferencia es súper notoria y te va a ayudar muchísimo.

Tenés dudas? Escribinos por Instagram o Whatsapp!


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados


Artículos relacionados